# La Cofradía del Almendro

Twitter Social IconFacebook Social Icon

  • amazon3xxxxxxx
  •    
  • amazon1xxx
  •    
  • thinglink1xxxxxxxxx
  •    
  • Vkontakte Social Icon
  •    
  • Vimeo Social Icon
  •    
  • Tumblr Social Icon
  •    
  • Google+ Social Icon
  •    
  • wordpress1xxxxx
  •    
  • Blogger Social Icon
  •    
  • YouTube Social  Icon
  •    
  • Facebook Social Icon
  •    
  • Twitter Social Icon




  • Este obra cuyo autor es Sergio Cobos Arco está bajo una licencia de Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional de Creative Commons.



    # La Cofradía del Almendro :



    Autor : Sergio Cobos Arco

    ISBN: 9781520743806

    24 /10/1491

    Alrededores de Granada,” El Jardín de Roxana.”

    - No puedo prometerte nada, esto parece definitivo…

    - ¿Entonces no me puedes llevar contigo?.

    - No sé si donde vayamos podremos llevarnos algo

    - ¿Tan mal está la cosa?

    - Sólo puedo prometerte que siempre te querré, siempre te voy a amar…Dijo posando suavemente sus labios sobre los de ella, sin aprensión pero con enconado y hondo pesar.

    - Nuestro amor lo superará todo, le respondió ella atusándose el cabello nerviosa,nuestro amor podrá con todo, incluso con el tiempo y el espacio!, y lanzó una piedra que fue a golpear un pequeño granado del que cayó un fruto todavía verde, no maduro. Quiéreme siempre! Y se abrazó al cuello de su amado, segura que los tiempos por llegar íban a cambiar irrevocablemente sus vidas e incluso el paisaje que los circundaba, quién sabe si hasta los árboles….No me dejes…

    Un sollozo que no llegó al espanto ante el futuro proyectado por otro beso, todavía más suave y cadencioso..Siempre estaré contigo, ahora debo irme.

    - ¿Adónde?

    - Hemos quedado la cuadrilla de siempre , no temas, tenemos cosas que tratar, asuntos importantes, y en un salto bien ejecutado se montó sobre un caballo blanco bien enjaezado, y pertrechado con escudo,lanza, espada.

    - Tus amigos ,siempre tus amigos..Anda! y vete con ellos, enfadada y soliviantada se encaminó a la entrada de la villa de sus padres, a aquel jardín mágico que había recibido un encantamiento para el futuro de toda la humanidad, eterno, aún sin saberlo sus protagonistas, con que a veces el destino usa los hilos de su narración de manera aún más caprichosa si los propios hilos son un poquito conscientes del entramado de la obra a ser realizada, hilos cosidos a una historia de la que en parte eran invitados a participar, pero sólo un poco.



    24/10/2017

    Porto Alegre, Brasil

    -¿ Aún sigues con eso ?

    - Debo terminarlo pronto, lo esperan en la edición de hoy tarde, para esta tarde.

    -Sabes quedar bien con los jefes, apaga las luces antes de irte, toma las llaves.

    - Gracias Wilhem, pero debo acabarlo, esto es importante, sino hablamos de la restinga, la privatizarán, toda la zona, y todo lo que esa pobre gente ha trabajado durane años se echará a perder.

    -No los conoces.

    -Conozco al Gobierno de Rio Grande do Sul, hay que cambiar las cosas.

    -Tu verás, pero los tiempos de revolución pasaron…

    - Lo justo nunca pasa, sólo se olvida, momentáneamente, anda, ¿ Me das las llaves o no?

    - No olvides que esta noche es la fiesta, te esperamos.

    - Depende de la hora que termine aquí, pero si me veo con ánimos, me paso, no te preocupes…Lárgate!.

    Con afán de olvidarse de todo, Lucas se replegó la chaqueta al hombro y cerró la puerta con excesiva fuerza, como para demostrar en aquel momento que estaba con el poder en sus manos, y aquel, pobre resignado a cambiar las cosas, seguía aferrado a un antiguo ideal de justicia y equidad muy de mode en aquellos tiempos. O al menos eso quería parecer Wilhem, periodista del “Informal Gaucho”, un periódico digital que había cambiado de manos recientemente en aquella ola de nuevos ricos y políticas económicas neoliberales que habóan inundado la ciudad, el Estado, el país, Brasil ,no era el mismo que hacía un tiempo, la alegría de antaño en las calles se había perdido por proyectos de depauperación de la mayor parte de la población, muy por debajo del nivel básico de subsistencia, y todo parecía señalar que iría a peor. En esos pensamientos se hallaba inmerso el periodista de sucesos, Wilhem Guzmán Severo, hijo de emigrantes españoles en un país inmenso, gigantesco, llamaría a su madre, estaría bien?, le envió un último mensaje a su Whatsaap y dos caras llenas de besos y siempre el corazón enorme.Eso le hacía bien, cuidar de su madre, tras la muerte de aquel hombre increíble, exiliado político de España que nunca volvió, aquel hombre sufrido y callado con sus canciones anarquistas y su bandera republicana, un auténtico guerrillero, de casta le viene al galgo le habían dicho muchos y orgulloso mostraba su ascendencia andaluza, granadina y aquel viaje que tenía en mente, con tanta ilusión.

    “Durante aquellos tórridos veranos en El Cárcamo. El Cárcamo era una entidad en sí misma”.Y aquellos pensamientos le embargaban y le inundaban de nostalgia rendida con ilusión, pensamientos que mi padre compartía conmigo, casi como un secreto…”Yo estudié la historia del lugar, pertenecía al clima de al-Tayarat en época islámica, el actual Huétor-Tájar”.

    Mi madre mantenía la memoria de mi padre con fotos de aquellos veranos míticos, de usos y costumbres más libres que los tiempos que nos estaban tocando vivir en Brasil , ella se fascinó por todo aquello más allá de lo indecible y mi padre en correspondencia le contó cada pequeño detalle, cada brizna de paja de cebada o de habas:

    -Allí acudían familiares de todas partes de España y de los alrededores, interesados en saber cómo sería vivir en aquel histórico lugar de más de 1000 años, cimientos del pasado que se introducían en los sueños de las siestas eternas de la infancia. “El abuelo ” era amable con todos, aunque en muy pocas ocasiones invitó a pernoctar a nadie, un pacto de ley no escrita que unía a mi bisabuelo con aquel lugar, y él cumplió su parte del contrato, manteniendo en pie aquel pedazo de magia, enorme en su influencia a lo largo de todas las vidas de los que lo conocieron.

    Era como si a través de las paredes o por una especie de ósmosis psicológico-temporal-telepática los recuerdos, las risas y recuerdos de todos los que habitaron aquellas paredes se introdujeran en las imágenes que llenaban nuestros pasajes estivales, y nuestras propias vidas fueran marcadas por un sello intemporal que hubiese dejado su marchamo más allá del tiempo, en lugares que alcanzábamos sentándonos mi hermana y yo en silencio en las cuadras en alguna noche furtiva y respirando silencio, con bocanadas separadas y contadas, y en la mano la linterna de petaca que el abuelo siempre dejaba en la cocinilla del patio, por si acaso.

    Entonces ocurría, viajábamos juntos más cerca de alguna estrella que del suelo, pero no eran viajes astrales, era entrar en una concepción diferente del lugar, como si nos trasladáramos directamente a las mentes de todos aquellos y aquellas que habitaron alegremente aquellos muros, y veíamos a través de sus ojos, y esa alegría infinita llenaba los pulmones lo suficiente como para mantenerla dentro de nuestros cuerpos el resto de nuestras vidas.

    Fue mucho más tarde que nos interesamos por los hechos históricos, simplemente mantuvimos aquella época en estado inalterado en nuestros espíritus. Sobre todo los veranos, sobre todo, y los lugares comunes en los recuerdos bajo el parral en el patio interior, junto al pozo, chispas brillantes se mezclaban en el aire con los racimos de uva, pequeñas y dulces que competían con las avipas hambrientas de fructosa de los dioses mediterráneos que habitaban todavía aquel lugar, entidades extraterrestres se escondían de nosotros en esas horas, se camuflaban de pared blanca sellada con la cal, toneladas de cal en cada pared más que las piedras que mantenían en pie el Cortijo. A veces se les veía con sus pieles marrones y agrietadas como lagartos oscuros enredados a los troncos del parral , pero sólo mi hermano y yo podíamos verlos, otras se escondían entre las piedras de la cocina grande, dentro de las grietas frente a la chimenea señorial de varios metros de longitud con todo el cargamento de cobre y bronce sobre la misma, calderos gigantes de alguna raza de brujas de otros planetas cocinarían a los Aliens Grises y sus primos reptilianos escondidos y grotescas figuras como animales insectívoros formados por las semillas de las calabazas serían la solución final de la alquimia interior que nos conducía otra vez a aquellos sueños inconexos, ancestrales que mi hermana y yo sobrevolábamos para irnos más allá de toda dimensión, allí donde ningún satélite podría escucharnos, ninguna máquina del tiempo podría vigilarnos, lográbamos el milagro de la existencia humana, cada día!, y siempre un poco más lejos cada tarde, viajes atemporales que superaban el oro y las ambiciones cocidas por los grandes señores dueños de aquel magnífico lugar. Sólo años después descubrí que la magnificencia y la trascendentalidad de aquellas paredes no formaban parte de las partidas de nacimiento de los que allí habían nacido, nisiquiera de sangre o linajes elegidos por las aristocracias humanas, sino por los ojos y mentes de dos pequeños niños de ciudad que en los veranos dejaban volar su imaginación por encima de todo condicionamiento. En libertad, y esa magia, la atmósfera de la auténtica libertad era lo que nuestros padres quisieron imprimirnos, dándonos el ejemplo de sus propias vidas, la vida siempre vencía, el pasado es pasado, aunque a veces se mezcla con el espacio, con la mente del espacio y puede crear artificios giratorios irreales, o maravillosos sueños capaces de hacerse carne y metal y piedra y realidad.



    El capitán de la guardia les abrió la puerta a los aposentos principales :

    -Assalam Aleikum, tenemos problemas.

    -Aleikum Salaam, pase señor.

    -Qué ocurre Salim?

    -La huerta, la Olla de Alhama se há rebelado, no reconoce el poder de nuestras tropas.

    -Hazle una llamada , manda una partida.

    -Ya lo he hecho..pero..

    -¿Qué es lo que te preocupa?. Ante él una presencia broncínea, alto, bien proporcionada, con ojos de halcón, el Capitán Al-Attar, miraba los dominios de Madina Lawsa (Loja), era una noche caliente en aquel verano de 1491, y los grillos en ejército bien disciplinado inundaban con sus cantos el aire, fuegos fatuos surgían de antorchas milenarias, candiles de aceite de mil años, robados de templos malditos mesopotámicos y que se ofrecían lascivos al ímpetu del tiempo voraz que cadavez corría más rápido para ellos. Sobreviviremos, siempre lo hemos hecho, imagínate estos lugares dentro de mil años o dos mil años, se preguntaran qué hicimos en estos tiempos revueltos, y nos juzgarán por ello, imagínate que ya todo está escrito, maktub, no debemos negar nuestros destinos, vienen y sabes que vienen los puedo oler a los cruzados a los normandos a los teutones queriendo robar cada trozo de esta tierra, devovarla y destruirla, saquearla para su beneficio. Ya no podemos impedirlo, le dijo sin girar la espalda, pero aún podemos hacer algo, mañana iremos a Alhama tu y yo en persona, descansa ahora, bienvenido. Sin más, sin despedirse se fue de sus propios aposentos dejando a Salim solo con sus pensamientos, junto a la mesa de Taracea una copa de plata aún con los restos del jarabe y la leche de almendras en su interior, hay cosas que el capitán nunca le había dicho, y nunca le diría, como cuando jugaban en las cuevas de El Hacho, la montaña sagrada y se perdió momentáneamente en las cuevas que la penetraban, eran niños pero nunca olvidaría aquello, se le buscó durante días y regesó por la Torre de Agicampe, a muchos kilómetros de allí, y no sólo eso sino que entre las palabras que las fiebres dejaban entender cuando se le recogió solamente decía mi nombre, “Salim, Salim…lo he visto, los he visto, está aquí, están aquí.”

    Capítulo 2 el Reencuentro :

    A saber dónde la soliviantada y humedad presencia estaba por los recovecos de las hiedras, las piedras quebradas y los restos de antiguas pobladores, piedras milenarias , Gota a gota rotas y sin embargo jóvenes y hambrientos de poder, podrían todavía reerguirse de nuevo y convertirse en los imperios, los cimientos de los imperios eternos, lustrosos, infinitos que creabamos a cada segundo, a cada instante, entre las entretelas de esas tardes secas , chirriantes ,tardes enteras para dar sueño al Ensueño.
    Yo Salim recorría los campos aledaños con Attar intentando olvidar la fuga prematura y la acometida en las cuevas de Loja; a attar no le gustaba hablar de aquello, la pertenencia de su padre al regimiento que defendía la plaza de Loja con esa responsabilidad que pesaba tanto sobre él hasta el punto de no permitirle hablar de ciertas cosas conmigo. Por eso olvidamos el incidente de Torre Agicampe e intentamos al menos aprovechar este verano para divertirnos Y qué Mejor emplazamiento que el Cárcamo para ello alejado del mundanal ruido de la corte nazarita o de las plazas fuertes de Loja o Tayar....Al pairo de la guerra mundial que estaba a puno de librarse en pocos años con los cruzados…El Almuédano de El Cárcamo mezclaba su quejumbrosa garganta con el fresco aire que a bocanadas a veces surgía desde la Sierra de Loja, pero todos mirábamos la inexpugnabilidad de Sierra Nevada como nuestra Meca particular , y nos preguntábmos cuándo iríamos a visitar el recinto sagrado, La Roja, La Alhambra.
    Sobre las piedras lunares comíamos pedazos de queso de cabra sobre aquellas tortas de trigo refugiando nos el calor estival la pertinaz sequía inundada las tardes del estío andalusí debajo de as Higueras, las parras, los nogales, amábamos los frutos del amor con las hijas de los campesinos todavía con más encono más celeridad antes de la llegada de los capataces y de los trabajadores a la alqueria el aceite de oliva surgía entonces generoso Ahí iba directamente a las orzas gigantescas casi pétreas.. Ir a drenar los sueños alimenticios de los niños y niñas que esperaban con sus cuencos de barro a probar el prematuro aceite. El Cárcamo en aquella época brotaba vida por todos sus poros y no había otro lugar en el mundo donde mejor quisiéramos estar .

    -¿Has terminado Wilhem?

    -Sí, ya voy..”la raza extraterrestre que aterrizó en Varginha en 1996 en Brasil…los llamados Sextantianos”. ¿Porqué me interesan tanto estos temas?.



    Entretanto,

    -¿Qué pasa Salim?.

    -Nada Attar, mira! .Y en ése preciso instante una pequeña chispa iridiscente dl tamaño de una lenteja y maás luminosa que Sol a mediodía surgió de una grieta en las cuadras, inundándoles de una inmensidad en la que se sumergieron…

    Un rastro de polvo les anunció un desplazamieno espacio-temporal :

    -“Mithal Al-Mithal” ¡

    -¿Qué Salim?

    - Nada, recordaba mi maestro, Ibn Al-Arabí…Pero dónde estamos…

    -Mejor dicho, cuando,mira!!! Y extendiendo su brazo derecho el joven andalusí señalaba a un coche de punto que con suave balanceo se detuvo ante ellos, de la carroza pulcramente ataviada con ribetes victorianos, en plata descendió un hombre de mediana edad, barbilampiño y muy onriente que les dijo:

    24/3/1865 Londres

    - Caballeros, bienvenidos a Londres! Bueno, más concretamente en 1865 a quince años de que uno de sus descendientes nazca, les necesito y con suaves maneras les levantó del polvoriento suelo, les sacudió los ropajes y les acompañó a su interior adonde una fornida ama de llaves les esperaba con grades pedazos de pastel de carne envueltos en cartón, enseguida el carruaje salió casi en estampida del lugar con el sonido del relincho de los caballos en plena huida.

    Capítulo 3 : “La captura de Ibn Al Jatib, el lojeño”:

    -No es tiempo de hablar ahora, tenemos mucho trabajo por delante ,señaló El ciempiés embutido en su armadura metálica ,aquel gusano gigante de 4 metros y medio, con miembros artrópodos por todo su cuerpo era una figura fantasmagórica ,aunque no menos que el resto de sus acompañantes en la sala hipóstila .

    -Nosotros, los regresivos de Orión somos apenas señales de humo en la memoria de los humanos, no existimos más que en leyendas, pero nuestra Unidad está presta a desaparecer, hemos conocido la curiosidad malsana en Aldebarán ,hemos prorrumpido en sangrientas batallas en Zeta reticuli; pero ahora en este planeta debemos unirnos frente a futuros desafíos .

    -No estoy de acuerdo, prorrumpió con un grito desgarrador otra Entidad gigantesca de 10 metros, cuyos brazos y piernas humanoides hacían temblar hacían temblar los fundamentos de la Cueva cada vez que caminaba, al mismo tiempo que su atronadora vos defendía el derecho de existir del imperio Gris-Reptiliano y la preponderancia de los regresivos humanoides, no vamos a permitir que vosotros volváis A detentar el mando ,continuó, como tampoco vamos a permitir que ninguna otra Raza pueda observarnos y saber nuestros planes. Con este afán cogió un casco de combate de forma vikinga y se lo colocó en la cabeza con lo cual los pronos instalados en su interior fueron automáticamente conectados y el embajador de la civilización humanoide regresiva de Zeta reticuli desapareció como si nunca hubiera existido.

    Los Seres insectívoros regresivos de cuato metros y medio y siete patas a su vez de la Constelación Beatrix se reunieron como un Enjambre en grupos de a 10 para el debate telepatico iniciar.

    Las abejas zumbaban alrededor de nosotros como una manada de búfalos en estampida Claro al terror que teníamos tras la experiencia que habíamos vivido . Nuestra acompañante y sus elegantes maneras agradable nos hicieron más agradable la entrada a su jardín y las abejas desaparecieron al aproximarnos al dintel de la puerta. Nos mirábamos con aprehensión sin saber qué vamos a hacer y cómo vamos a volver a casa , al Cárcamo .Así que contuvimos la rabia y nos dejamos invitar por aquel desconcertante extranjero que nos había robado de nuestro lugar y de nuestro tiempo.

    La Recámara ,la Villa del personaje misterioso me recordaba a un laboratorio de alquimia que había visto en mi infancia más tierna junto a mi maestro Ibn al Jatib: junto a los cuadernos se aposentaban ordenadamente complejos instrumentos de posicionamiento geográfico, geomagnético e incluso astronómico, nuestro afán al principio perturbado por la situación eminentemente arriesgada se transformó en Una curiosidad casi insana por mi parte, y en ese preciso momento ,en ese preciso momento el hombre que nos sabía secuestrado se quitó la capa y la colocó suavemente sobre un sillón de madera de Ébano:

    -Bien caballeros ,sé que estarán ansiosos por saber porqué les he invitado a mí Rincón solitario, no teman no les haré ningún mal , y voy a devolverles exactamente el lugar y momento del cual han venido, Pero antes Permítanme que les invité a conocer mi laboratorio , el ama de llaves presurosa introdujo El cartón en sus enaguas que había servido para proteger los pedazos de pastel de carne que con tanto gusto nos comimos durante el trayecto en el coche de punto.Al punto ansiosos seguimos el trayecto que nos estaba señalando nuestro misterioso secuestrador donde el laboratorio parecía más bien una cavidad bien adornada con múltiples y diversos objetos venidos de todo el mundo e incluso me atrevería a decir que venidos de todo tiempo .

    - ¿ Porqué nos ha traído aquí?, le preguntó el más jóven de ambos sin más.

    -Salim, Tú siempre tan impaciente ,no como tu amigo Attar, y se ríe de una manera yo diría que incluso amistosa, no os voy a hacer ningún daño , os he traído para que podáis ver una cosa y porque necesito que me ayudeis , vuestro mundo está prestes a desaparecer ,la maravilla de Occidente va a ser engullida por los cruzados en unos años, vuestra exuberante civilización va a ser sólo un recuerdo en breve tiempo .

    ¿ Cómo eso es posible?preguntó Attar ansioso.

    -Aún estamos a tiempo, pero no es el momento de especificaros los detalles os he traído para que vengáis conmigo a un viaje, y en ese instante el laboratorio comenzó a realizar un chirrido molesto, moviéndose las paredes ,el suelo y el techo y dando la visión de un gigantesco insecto metálico que se levantaba del techo abierto al Cosmos y propulsado por una fuerza desconocida para nosotros, el artefacto así creado se elevó del Ingenio de la casa y surgieron múltiples patas metálicas del mismo , un carruaje fantasmagórico que se trasladó casi automáticamente a través de la oscura noche.

    -Pero hay algo más, Al Andalus y corresponientemente el Reino de Granada poseen un poder, un secreto que va a ser de extrema importancia para el futuro de la humanidad, y no es sólo que conviven las tres principales religiones monoteistas, y en paz!,más bien eso es el efecto más que la causa, sino algo que tiene que ver con el Reino Mágico, vamos a visitar a los Fundadores Maestro Insekto.justo bajo sus pies, y en un instante el insecto-nave metálico volador gigante que nos transportaba cerró sus brazos contra el cuerpo y cayó en deriva radical , en picado contra la cumbre de una montaña granítica y negra como el Cosmos profundo.

    El Contacto :

    -Vivirán sus vidas plenamente, se lo aseguro y en su hogar y tiempo, pero después de lo que van a vivir se les cambiará su forma de pensar.

    -Como Musa y Tariq a las puertas de las murallas de Yabral- Tariq ( Gibraltar o Peñon de Ifaq, según algunos autores /nota autor escondido) señaló ufano Attar.

    Salim precía interesado en saber el origen, el núcleo de la cuestión:

    -Entonces estás hablando de Las mil y una noches.

    -Bueno , todas esas tecnologías que aparecen en los cuentos de Las mil y una noches son parte de una tecnología superior desconocida En este planeta ,dijo Nuestro huésped británico.

    -Entonces todo lo que estamos leyendo y aprendiendo en Al-Andalus , todo ese reino mágico que aparecen en los cuentos de las mil y una noches estaban describiendo formas de vida que se están viviendo en Al Andalus.

    -Sí, vuestros intífios lo saben, no hay solamente intercmbio de cooimiento ntre ulturas o religiones como ourre en La Escula de Taductores de Toledo, pongo por caso, sino entre diversas civilizacios extraterrestres e ntraterrestres o de humanos intraterrenos, dijo nuestro acompañante, pero con un Matiz, ese reino del sueño que es Al Andalus puede desaparecer y va a desaparecer, Pero tenemos un plan. Los dos muchachos se miraron sorprendidos y un poco asustados y podemos preguntarle su nombre caballero:

    -Sí claro ,puedes llamarme Aladino o podéis llamarme kublai Khan depende de la época histórica en la que me encuentro, pero en estos momentos me llamo Sherlock Holmes y estamos en una misión sumamente importante para el futuro de todos los habitantes de todos nuestros planetas y no podemos fallar caballeros .Yo sé que ustedes comprenden la trascendencia de lo que yo les estoy contando .

    -Sí, pero nosotros no sabemos de lo que nos está hablando. Nos está dando un futuro que desconocemos nos dice que el mundo en que vivimos, El Cárcamo, Granada, Al Andalus va a desaparecer pero no se dice nada más .

    -Sólo puedo deciros que el Cárcamo es un lugar con un poder tremendo, es un punto interdimensional como hay muchos en nuestro planeta y es muy codiciado por ambas partes como ambas partes ,las ambas partes de la ecuación, pero estamos hablando de las energías positivas o negativas estamos hablando del bien y el mal .Estamos hablando de la destrucción la construcción de todo aquello que es armónico, que pretende beneficiar a todos ,es algo que ustedes viven todos los días ,una sociedad justa, igualitaria ,una sociedad rica y cuyo fin va a desencadenar una serie de hechos y de líneas de tiempo qué van a degenerar un gran caos en la época en la que nos encontramos ahora en la época victoriana, caballeros les invito a un viaje mágico a Egipto, pero antes pónganse estas ropas, contemporáneizense caballeros, y nos dio sendos trajes con chaleco y todo, y un par de bombines.

    -Pero esto es ridículo, gritó Salim.

    -Caballeros, no querrán presentarse ante sus descendientes de esa guisa, creerán que son Aladino y Simbad, nos dirigimos a su pueblo, Madina Lawsa, Loja en 1865, pero antes les presento a mi ayudante el Señor Watson, y de una portezuela lateral surgió un hombre de mediana edad, de complexión fuerte y dotado de un poblado mostacho :

    - Menos mal que ha llegado Holmes, justo a tiempo, creía que se había olvidado de mí, ¿Entonces a Egipto?.

    - Antes de eso vamos a hacer una parada en Loja.

    -¿Loja? Señaló Watson algo extrañado.

    -Claro , sí ,es verdad declaró Attar ,yo los vi cuando me perdí en Agicampe ,en la Torre de Agicampe y otra vez los vi en el Cárcamo
    -¿Qué quieres decir? le preguntó Salim.
    -Nada,pero esto si sale a la superficie puede cambiar todo el planeta y ellos me prometieron que no nunca hablaría sobre ellos pero esto...Y qué no dijera, nada me mostraron sus ciudades y cómo nos ayudan a los de la superficie Y en especial a la Escuela de traductores de Toledo, Al Andalus, Granada, Loja, El Cárcamo, todo converge en El Cárcamo, me dijeron, y a todas las fusión de culturas que se había producido ,ellos se disfrazaban entre el pueblo y ayudaron a la creación científica cultural y a la mezcla de todo tipo de cultura religiones y credos en un algo superior, mayor incentivaron y nos siguen incentivando...hh.En otra ocasión el ser de 3 metros me mostró una visión de él con un látigo perfectamente reptiliano fustigando a 4 andalusíes llevando ellos cadenas que los unían a un arado gigante y argollas de cuero en sus cuellos y arrastrando el arado para enterrar el paso interdimensional en El Cárcamo, señaló Attar.



    - Y Sherlock prosiguió: Cuando perdió Al Andalus el Islam perdió su fuerza y se volvió retrógado y se cerró en sí mismo y supersticioso y Europa hasta ese momento no era nada y toda la riqueza científica y tecnológica se expandió tras el fin de Al-Andalus cuando Europa estaba en la oscuridad y lugo a causa de ello Surgio el Renacimiento Italiano, el Siglo de las Luces Francés y la Revolución Industrial en Inglaterra en el Siglo XIX. De pronto , en el tablero de señales del diptero andalusie, como le llamaron a la nave los muchachos granadinos, apareció una imagen grandiosa:




    -¿Qué es eso, Madre?, preguntó Sherlock al ordenador central, respondiéndole casi al instante una voluptuosa y modulada voz femenina:

    -No lo sabemos, pero investigaremos, hasta pronto, dejó caer Madre.

    -Gracias…bueno , ¿Por dónde íbamos? Ah!, sí…Y en Al Andalus el Islam llegó a su más alto nivel de desarrollo científico porque las tierras de donde vinieron eran muy pobres y en Andalucia encontraron un lugar apto para surgir en su máximo apogeo cultural, científico y económico el Islam. Pero la verdad es que fue un esplendor mucho más allá de cualquier religión y fue debido a la facilidad de comunicación con otras razas extraterrestres como aparece en el libo “Las Mil y una noches” con todas las tecnologías lienígenas disfrazadas de magia y hechizos y ellos mismos ,extraterrestres, disfrazados de genios o”djins”


    -¿Y eso, Madre? Declaró perplejo ante una nueva imagen en la pantalla.

    - Seguimos investigando, origen desconocido. Esto no es habitual, necesito una taza de té.?Me acompañan?, y con su habitual primonia apretó unos mandos y una musica extraña surgió de unas orejas metálicas enormes que emergieron del tablero.

    -Que es esto? Gritaron los granadinos.
    -¿Eso? , Sleaford Mobs, un grupo postpunk del 2017,..me relaja...hh.

    - Sherlock, hemos llegado a Loja, povincia de Granada, 1865AD.

    - Gracias Madre, bueno caballeros, huyamos de formalidades, vamos a ser teletransportados a un vagón dentro de un tren que llegará a la parada de Loja de San Francisco, todo un logro de ingeniería todo sea dicho, si les preguntan digan que son acompañantes míos de la India, un señor inglés que quiere comprar tierras , por favor, miren aqui, señaló una especie de pluma estilográfica de la que salió una pequeña luz magenta muy billante, de pronto, el olor fuerte ,olor a carbón.

    -Caballeros, Estación de San Francisco.

    Un revisor les pidió los billetes y Don Sherlok se aproximó amablemente a él con los cuatro pasajes en la mano.

    -Ya pueden bajar, están en Loja, Buen Viaje!, se despidió el revisor con cara triangular de insecto.

    -Caballeros, venimos a recoger un objeto que depositarán en su Cortijo de El Cárcamo en su época.

    -¿Y porqué aquí? Preguntó Salim.

    -Porque aquí vive uno de sus descendientes, que nacerá dentro de unos años y que se le llama “El Maestro de las Llaves del Tiempo”. En todo el Cosmos conocido, y nacerá en 1888., y pertenece a La Cofradía del Tiempo Cósmico Insekto o como ustedes llamarán,”La Cofradía del Almendro”, ustedes cogerán este objeto y lo colocarán en esta pequeña caja azul que he fabricado.



    Los Fundadores Insekto y los Hombres-Cueva :

    Un monton de recuerdos se agolparon en su cabeza. .El Cárcamo no era cualquier Lugar y su padre le habia hablado tanto sobre él que quiso verlo por su cuenta o lo que quedara sobre él...un Lugar fuera del tiempo que habia visto al andalus, el feudalismo, el estado nación moderno, las revueltas del campesinado andaluz, y un flujo de inmensa alegria arreció sobre él inundándole...Quizá La Clave para terminar de una vez con el capitalismo y el neoliberalisno Esté allí...hh.

    Mi padre nos contaba :

    -Cómo se reunían allí las noches de verano de forma espontánea, improvisada 20 o 30 personas en el portón principal con los coches aparcados, que era todo un espectáculo a la vista desde la pequeña carretera a unos 50 metros en línea recta y se pasaba por encima de una pequeña acequía paralela a la carreterita, al cruzar la acequia, nada más, una rampa de cemento colocada para el cargamento de los camiones en los almacenes de cebada en la parte de Filomena, la vecina mis abuelos.

    En una ocasión el dueño de El Cárcamo Alto visitó a mi abuelo, un general de Madrid, retirado que pasaba algunos fines de semana, mi abuelo fue tan sencillo y tan claro que nunca volvió a molestarnos, una frontera invisible cruzaba los dos Cárcamos, un telón de acero más cerrado que el de Berlín separaba a ambos hombres que representaban dos ideas opuestas de ver el mundo, mi abuelo siempre fue comunista, cortando carreteras y haciendo huelgas de jornaleros nunca renegó de sus ideas y huía de la tele cada vez que le decíamos que se parecía al Papa Juan Pablo II°.

    El Cárcamo era un Templo, lo fue, invisible en su interior, inexacto, refugiado del tiempo como un ángel electrónico que me poseía cada vez que me encontraba dentro de él. Yo siempre he sabido que entre sus paredes reposaba un secreto más allá de mi conocimiento habitual, un secreto más allá del tiempo y del espacio.

    Lo que más me gustaba de El Cárcamo, seguía hablando mi padre era la despensa, los olores que se desprendían y al pensar en ese olor a aceite volátil, Qué salía de los barriles….hummmm… llenos de aceite de oliva Virgen de 50 litros , en los cuales mis abuelos introducían lomo de orza, quesos, salchichones, Aunque nunca me gustaron todas estas maravillas con aceite, pero la mezcla de sus olores, junto a la primera pringue roja de chorizo juno a los jamones colgando que siempre no bajaban de 3 o 4 me daba siempre una sensación de plenitud, de hartura, incluso jactancia hacia el futuro y siempre la escopeta de balines de plomo del abuelo Colgando del lado de los jamones, detalles ue proveían de otra época, de una postguerra terrible tras la Guerra Civil.

    En una ocasión la ocasión lo vi ,era un ser de 3 metros de alto con branquias y piel escamosa verde, cual un lagarto jaspeado que me miraba con sus labios cuarteados verdes y sus ojos reptilianos y me habló :

    -Este lugar, El Cárcamo es un portal entre dimensiones muy valioso que utilizamos desde hace millones de años, este lugar siempre ha sido muy valioso, interdimesionalmente hablando ,por eso se han construido edificaciones alrededor de este punto y del interior de una especie de bolsillo sacó un pequeño libro microfilmado, era como una Biblia azul del tamaño de una caja de cerillas y me lo lanzó y me dijo mientras lanzaba el libro a mi cabeza : Tú escribirás este libro y hablaras de lo que has visto y desapareció en la visión y todos los recuerdos que yo pude tener acerca de este momento, sólo mucho tiempo después y a través de hipnosis regresiva pude recordar este episodio pero las razas reptilianas han tenido mucha intromisión en mi familia desde aquel momento.



    Wilhem sorteaba las maletas del resto de viajeros en la zona de embarque, mientras su madre le ametrallaba a mensajes por el whatsaap “cuidate!” o”abrígate hijo”,el primero de a bordo vestido de comandante le saludó:

    -¿Su primer viaje a España? Le encantará!.Mientras le aplicó unos golpecitos en el hombro, para tranquilizarle.

    -Sí, respondió azorado por la sucesión rápida de acontecimientos de las últimas semanas y meses a raiz del cambio de régimen político en Brasil, lo que era obvio era su desprobación del gobierno Temer, evidente en todos y cada uno de sus artículos, más desde que se convirtió en periódico digital, crítico con el régimen.

    -Muy bueno su último artículo, le saludó el capitán del vuelo Porto Alegre-Madrid, con escala en Lisboa, en el aeropuerto Salgado Filho , todo estaba preparado para su siguiente salto a lo desconocido, y no era el primero ni sería el último,pensó lanzando una última mirada al atardecer de fuego en Brasil.

    “Un insecto de 2 metros mirando el cielo nocturno cuajado de estrellas, y reflexionándo , observando su lugar desde aquel crater apagado, la soledad de ambos contrastaba con la naturaleza primorial de las naves ancestrales de 4000 millones de años más antiguas que nuestro sol y las Inteligencias Artificiales Extraterrestres propagando sus agendas de toxicidad y ecocidios en todos los sistemas conocidos, pero la Realidad Virtual que había parecido en el Londres Victoriano de 1865 y tenía entre manos, rompía todas las líneas de tiempo en un caleidosopio virtual que superó la ratio de las máquinas del tiempo de los Grises y ahí el Inseko meditador, más humano del futuro en su inerior de lo que él mismo podía imaginar, por fin descansó”.





    La Cofradía del Almendro:

    -¿Lo has traído?

    - Sí, Attar, Salim no atendía a nada más que al propio batir de su corazón, fuerte, sacando al mismo tiempo un pequeño objeto de metal, con forma de espiral engarzada en una estructura cúbica cuyo interior se hallaba lacrado por dentro, para toda la eternidad, “el Esplendor de los Omeyas”, “La rubicunda civilización de Al Andalus”,”El Tesoro de los Intraterrenos” en un pequeña caja azul.

    -¿Te despediste de ella?

    -¿De quién,De Roxana?,claro, junto a ellos una cohorte de la guarnición de la Plaza Fuerte de Medina Lawsa protegía los alrededores de El Cárcamo, y alrededores.

    -¿Creen que es necesario todo esto? Preguntaron los invitados a la ceremonia.

    -Sids, nuestro mundo está a punto de desaparecer, no hace falta ser Ibn-L Jatib para saber eso, pero hay algo más en juego, mucho más en juego y hoy precisamente hoy deemos hacerlo, sellando un pacto eterno entre nosotros los miembros , de solidaridad y secreto y bajo este almendro colocamos este objeto, en esta ubicación en los interiores de los aposentos de El Cárcamo. Fuertes vientos de violencia y conquista se levantaron en torno del Reino de Granada, desde aquel instante pero el secreto se hallaba bien resguardado.Los asistentes se despidieron con un beso y el dedo índice apuntando al corazón, como desde entonces hicieron en honor a aquel día, desde aquel día nunca se volvieron a ver, separándose sus destinos para siempre, Salim escogió Marruecos, y Attar disfrazado de marinero se enroló entre la tripulación de un barco de un italiano, un genovés llamado Cristobal Colón.



    Aeropuerto Salgado Filho, Porto Alegre, 28/4/2017

    Sobre el estante del mostrador Wilhem movía los papeles del embarque y el billete a España nerviosamente, junto a la puerta de embarque una azafata muy amable le extendió la mano…

    - Espera! Del fondo de la Sala de embarque una mujer de mediana edad, de un metro ochenta y rasgos indígenas de fuerte cabello y brillante que le llegaba a la cintura corría nerviosa, precipitada sorteando los equipajes de una familia de japoneses.

    -¿Pero no dijiste que no íbas a venir, Roxana? ¿Qué nunca irías a España?

    -Si es de visita sí, me has hablao tanto de El Cárcamo!.

    -Es que tengo que cumplir una promesa allí, ya se van acercando,dijo Wilhem mirando, sobre el pasillo de embarque una televisión curve de plasma mostraba a Donald Trump, hablando en el Congreso que se avecinaba un nueva Era.

    -Sí, una Nueva Era, pero no la que tú imaginas!, se dijo para sí Wilhem agarrado a su amor y cuzando muy sonriente el pasillo hacia el vuelo a España, de repente un suave olor a almendras les embriagó.



                                                  FIN


    APENDICE I (BLOG):
    Este OVNI o OSNI( Objeto submarino No Identificado) lo vimos en la Costa Suroriental de Brasil en Agosto 2014...Enseguida me he dado cuenta de laconexión con la película "Abbys" (1989 James Cameron) y la Inteligencia Submarina Extraterrestre que les ayuda a salir a la superficie al equipo de rescate inmerso.
    ....HEHE!!!



    Entradas populares